Investigación Básica – Características, Tipos y Ejemplos

En nuestro deseo innato de aprender más sobre el mundo que nos rodea y sus misterios, los seres humanos han explorado y estudiado con la intención de resolver los problemas. De esta forma, han realizado grandes logros en distintos ámbitos, como la medicina y demás.

Todas las personas son curiosas y, cuando desean averiguar sobre algo, se valen de distintos recursos para recopilar la información. Sin embargo, para efectos prácticos y científicos, las averiguaciones no eran suficientemente fiables, por lo que se crearon lineamientos científicos que debían seguirse obligatoriamente.

A esto se le conoció como el método científico y así nació la investigación científica, que hace uso de este y otros métodos y técnicas para la recopilación de información.

Cuando hablamos de investigación científica, muchas personas piensan que se trata de un único tipo, pero no es así. De hecho, existe todo un grupo de tipos donde cada una posee características, métodos y objetivos distintos que persigue.

Dentro de estos tipos podemos mencionar la investigación correlacional, la básica o fundamental, entre otras. En esta ocasión vamos a concentrarnos en esta última, pues es de las más frecuentes.

Así que, si deseas conocer las características de la investigación básica, los tipos de está, métodos y técnicas que utiliza para la obtención de información y hasta ejemplos, esta es tu oportunidad. Pero antes de profundizar con todo esto, te contamos su definición.

¿Qué es la investigación básica? Características principales

La definición de investigación básica, también llamada fundamental, nos cuenta que es en el que se busca expandir los conocimientos con respecto a determinado tema, así como también conocer la verdad de un fenómeno natural con el propósito de ofrecer aportes válidos de ayuda a la sociedad, de modo que esta pueda responder eficientemente ante los retos que se le presenten.

En otras palabras, esta definición nos dice que, tal y como ya adelantó su nombre, es el tipo más básico en el que se busca obtener información sobre algo o hallar solución a un problema, especialmente los fenómenos de la naturaleza.

Sin embargo, algo que no cuenta su definición es que este tipo en particular no aplica a la práctica los descubrimientos, sino que solo incrementa el conocimiento para responder ciertas preguntas y que los investigadores lo puedan usar en otras situaciones.

Esto último recuerda que cuenta con un conjunto de características obligatorias que determinan su forma y estructura. Esto significa que para que una investigación científica sea básica, deberá cumplir con las siguientes características.

Para comenzar, entre sus características tenemos que es sistemática, lo que significa que debe seguir un conjunto de pasos que van desde formulación de hipótesis hasta la recopilación de información mediante técnicas y métodos concretos.

También es objetiva, lo que significa que no es compatible con impresiones que sean subjetivas o que estén basadas en meras apreciaciones de los investigadores. Además, es precisa, pues los hechos son expresados mediante el complejo proceso investigativo.

Otra de sus características es que es verificada, lo que significa que podrá validar o descartar las hipótesis que se hayan hecho al comienzo cuando se analizaba el problema. Este es un beneficio de todo tipo de investigación científica, incluso la investigación cualitativa.

Tipos, métodos y técnicas de investigación básica

Del mismo modo que ocurre con otros tipos de investigaciones científicas, la básica o fundamental también cuenta con varios tipos, las cuales van enfocadas a distintas variables o situaciones específicas. Además, cada una de ellas hace uso de métodos y técnicas especiales para la recopilación de información.

En primer lugar, tenemos la investigación básica de tipo cuantitativa, la cual estudia las variables y fenómenos que se pueden cuantificar o, en su defecto contar, así como también medir y convertir en valores que puedan ser usados en ecuaciones.

Luego tenemos, entre los tipos de investigaciones básicas, el modelo cualitativo. Esta es especial para situaciones o casos donde las variables y elementos no pueden ser cuantificados ni contados. Por ende, en ausencia de la anterior, esta es la más indicada.

También existe la investigación correlacional, que tiene sus propios métodos y técnicas para recopilar datos y posteriormente analizarla. Esta se caracteriza porque busca explicar la relación que existe entre dos variables que inciden entre sí.

Estos no son todos los tipos de investigación social que existen, pero de abordarlos todos, esto sería eterno.

Partes de la investigación básica

El proceso investigativo básico está compuesto por un conjunto de partes o pasos que determinan cómo se llevará a cabo la actividad científica.

Como otros tipos de investigación, entre las partes de la básica tenemos que se comienza analizando el problema que se desea solucionar o la disciplina a estudiar. 

Posteriormente se deben fijar una serie de objetivos generales y específicos que tendrán que alcanzarse para culminar la investigación y resolver la problemática.

Después se realiza una hipótesis con respecto al tema, la cual deberá ser descartada o comprobada mediante la recopilación de información con técnicas y métodos especiales, tales como encuestas, cuestionarios, entre otros. Por último, se elaboran conclusiones y se ofrecen resultados.

Estas son las partes más comunes que componen una investigación básica. Es importante que las conozcas detalladamente.

Ejemplos cortos

La mejor manera de comprobar si has entendido toda la información que te hemos preparado es mediante ejemplos que te permitan visualizar lo expuesto. Por ello, hemos recopilado algunos que pueden ser de mucha utilidad.

Entre los ejemplos más básicos tenemos la investigación básica sobre el funcionamiento del cerebro de los seres humanos, donde los científicos exploran este órgano con la finalidad de responder a las preguntas y comprender cómo se puede mejorar la capacidad de raciocinio o entender el funcionamiento de la relación del ser humano con su ambiente.

Otro de los mejores ejemplos tiene que ver con el comportamiento de los seres humanos, donde se unen la psicología y sociología para responder a estas preguntas y comprender cómo es que reacciona una persona ante específicos entornos o situaciones.

También hay que significar cómo impacta la tecnología en nuestra vida de forma cotidiana, la cual forma parte de los ejemplos de investigación básica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.