Investigación Correlacional – Características, Tipos y Ejemplos

El ser humano es un individuo que está en constante investigación, desde elementos en su entorno hasta trabajos académicos que buscan estudiar una problemática y llegar a una conclusión y solución del mismo.

Con respecto a esto último, las investigaciones científicas son las más populares en este ámbito, pues hacen uso del conocido método científico, de manera que se pueda realizar un trabajo objetivo y eficiente.

No obstante, contrario a lo que muchos puedan pensar, existen varios tipos de investigaciones, las cuales poseen características y enfoques distintos, tales como la investigación o estudio de mercado o la investigación correlacional.

Este último es uno de los tipos que más confusión o dudas genera. Por ello, hemos decidido preparar este artículo donde te contaremos todo lo que debes saber. Pero antes de profundizar, pasaremos con una definición del mismo.

¿Qué es la investigación correlacional? Características principales

Por definición, la investigación correlacional, que no debe ser confundida con la investigación teórica, pertenece al tipo no experimental y es aquella en la que los científicos o investigadores se encargan de medir dos variables con la finalidad de establecer una relación estadística entre ellas, a lo que conocemos como correlación. 

Todo esto sin tener que añadir variables externas para poder alcanzar las conclusiones que se pretenden. Entre los ejemplos de esto podemos investigar la correlación que existe entre el tiempo que se invierte estudiando una materia determinada y las calificaciones que se obtienen.

Los investigadores estudian este tipo de relación estadística por dos razones. La primera de ella es porque no consideran ni piensan que la relación que existe entre variables accidentales. Mientras que la segunda es debido a que este tipo es totalmente conducido, por lo que no es experimental y tiene menor probabilidad de que los investigadores la manipulen.

Para que sea de este tipo, es necesario que cuente con un conjunto de características que definen su estructura. Dentro de estas podemos destacar que las variables que se estudian son medidas eficientemente, pero sin ser manipuladas, y que los resultados son verdaderos sin importar si se trata de una variable categórica o cuantitativa.

Otra de sus características es que intenta encontrar variables que interactúan entre sí para poder llevar a cabo la investigación. De este modo, cuando ocurra un cambio entre ellas, entonces se podrá predecir el cambio que sufrirá la otra.

También se debe mencionar entre sus características que hay dos tipos una negativa y otra positiva. Esta última significa que la variable A aumentará como consecuencia del incremento de la variable B. Mientras que, en sentido inverso, es cuando la variable se incrementa y la B disminuye.

Tipos, métodos y técnicas de investigación correlacional

Además de lo que recién te mencionamos entre sus características, debes saber que existen en total 3 tipos de investigación correlacional, las cuales van a depender estrictamente del enfoque, métodos o técnicas de estudio.

La observación natural

Este tipo se caracteriza por técnicas de observación natural, como su nombre lo indica. Esto significa que el investigador se encuentra observando y registrando todas las variables que se encuentran en un ambiente natural, pero todo esto sin interferir y evitando que su presencia incide en el objeto que estudia.

Entre los ejemplos de este tipo de métodos y técnicas podemos mencionar los estudios que se realizan en un salón de clases, en el que el investigador puede realizar el análisis de las notas finales de los estudiantes en conjunto con su nivel de ausentismo.

No obstante, este es uno de los métodos o técnicas que consumen más tiempo y no siempre permite controlar las variables.

Las encuestas y los cuestionarios

Este tipo de investigación cuenta con otros métodos o técnicas de estudio, pues se efectúa cuando se realizan cuestionarios y encuestas con la intención de recopilar datos. Aquí también se debe seleccionar la muestra o grupo de participantes.

Entre los ejemplos de este tipo tenemos el proceso de recopilación de información mediante una encuesta de satisfacción con el lanzamiento de un producto nuevo. Este es un tipo de investigación correlacional.

El análisis de la información

Por último tenemos este tipo, en el que se analizan los datos que son recopilados anteriormente por otro investigador. Un ejemplo claro de esto es cuando se consulta el registro judicial de un grupo de personas con la finalidad de predecir estadísticas criminales y su impacto en la economía.

Partes de la investigación correlacional

Si deseas realizar una de este tipo entonces debes tener presente que existe una serie de partes o pasos que debes seguir para hacerlo correctamente. A continuación, te explicaremos detalladamente en un conjunto de partes todo lo que debes hacer para llevar a cabo una investigación correlacional.

  • Lo primero que debes hacer es determinar y obtener una definición clara del problema que estás por investigar.
  • Lo siguiente entre las partes es elegir la muestra de estudio que se adapte a tus necesidades.
  • Entonces tendrás que elegir los materiales e instrumentos para llevar a cabo la evaluación, ya sean encuestas, observación, u otros.
  • Luego deberás determinar los pasos que tienes que seguir con la finalidad de implementar el proceso.
  • Entonces tienes que recopilar la información que vayas a necesitar para tu investigación.
  • Por último, deberás analizar e interpretar toda la información que has obtenido para tomar una decisión correcta.

Estas son las partes o pasos que debes seguir con la intención de llevar a cabo una investigación correlacional.

Ejemplos cortos 

La mejor forma de entender conceptos y explicaciones es mediante ejemplos y esto no es diferente para la investigación correlacional. Por ello, esperamos que puedas comprender todo lo expuesto anteriormente mediante la siguiente ejemplificación.

Imagina un camión de lados y su característico sonido. Es mediante este que puedes escucharlo incluso en la distancia. Entonces, a medida que dicho sonido se hace más y más fuerte, entonces significa que el camión se encuentra cada vez más cerca.

En este ejemplo, tenemos que el sonido del camión es la variable A y la distancia de su ubicación es la variable B. Entonces, la correlación es positiva, pues mientras más aumenta el sonido, más se acerca a nosotros. 

Este es uno de tantos ejemplos prácticos que puedes ver para entender el concepto del que hablamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.