Investigación o Estudio de Mercado – Características, Tipos y Ejemplos

La investigación o estudio de mercado es una actividad que se realiza cuando se desea conocer en profundidad sobre algún tema o problema, para recopilar información y posteriormente tomar decisiones con base en esos datos.

Los seres humanos, como individuos inteligentes y llenos de curiosidad por el mundo que les rodea, están constantemente investigando y adquiriendo conocimientos e información. Sin embargo, la investigación científica es distinta a la que hacemos naturalmente, pues esta, como su nombre lo dice, hace uso del método científico.

Contrario a lo que algunos podrán pensar, no existe un único tipo de investigación, sino un conjunto donde cada uno tiene una aplicación distinta, se adapta a necesidades o casos específicos y tienen características propias.

Entre los más conocidos se encuentran la investigación de operaciones, la de mercado, entre otros ejemplos. Esta última está más presente en el mundo empresarial, de ventas y marketing, por lo que si estos temas te interesan, entonces estás de suerte. Hemos preparado este artículo para contarte todo lo que debes saber sobre el estudio de mercado. Pero antes, iniciemos con una definición.

¿Qué es la investigación de mercado? Características principales

Yéndonos estrictamente por definición, la investigación de mercado se trata de un procedimiento científico en el que se pretenden conocer los elementos que se relacionan con la empresa con la finalidad de rentabilizarlos y aprovechar al máximo sus beneficios.

Este tipo de estudio de mercado se encuentra basada en el análisis del ambiente que nos rodea y las decisiones que toman los consumidores. Como bien sabes, el éxito y las ganancias de una compañía van a depender, entre muchos otros ejemplos y factores, de cuán bien conozca el mercado.

Esto significa que también es necesario conocer las demás empresas con las que se compite en el mismo mercado, sus productos, el público al que apuntamos, ya que así sabremos cómo llegar a ellos.

Además, debido al crecimiento de distintos tipos de empresa y que cada vez son más las que se suman al mercado, es necesario buscar ventajas y una de ellas es conociendo el ambiente. Todo esto y más lo podemos lograr con este tipo de investigación, el cual posee un conjunto de características interesantes.

Entre las características generales más importantes que posee este tipo de estudio de mercado según su definición, tenemos que hace uso del método científico y todos sus pasos. Iniciando con la cuidadosa observación, la formulación de hipótesis y predicción y la posterior comprobación de hechos.

Esta investigación también emplea una gran cantidad de técnicas o métodos con la finalidad de recopilar información. Todas estas son diferentes entre sí y esto forma parte de sus características. Gracias a esto, hace que conseguir datos sea mucho más fácil, pues se puede adaptar a las necesidades.

También cuenta con un sano escepticismo, lo que significa que los investigadores deberán mostrar esta cualidad en mayor o menor grado con respecto a las presunciones efectuadas por ejecutivos, entre otros ejemplos.

Y, entre sus mejores características, además de la multitud de técnicas y métodos con los que cuenta, debemos mencionar que tiene sentido ético, lo que significa que no busca perjudicar a nadie ni enriquecerse a expensas del bienestar de los clientes, ya que al aprender de los consumidores, se beneficia tanto la compañía como estos al recibir productos especializados.

Tipos, métodos y técnicas de investigación y estudio de mercado

Al igual que otras clases de investigación, la de mercado también cuenta con un conjunto de tipos que apuntan a diferentes métodos de trabajo y técnicas. Estas se pueden condensar en 2 claros ejemplos, las cuales conoceremos a continuación.

Cualitativos

En primer lugar, tenemos que conocer la definición de los métodos o metodología cualitativa, la cual se utiliza con la finalidad de conocer los deseos, motivaciones, actitudes y sentimientos de los consumidores. Los datos que se obtienen no se pueden cuantificar y se basan en principios teóricos, tales como la fenomenología, interacción social, entre otros.

Además, este tipo hace uso de una gran variedad de métodos para recopilar información y, por lo general, suele priorizar la observación sin control para poder recibir la información de índole subjetiva que necesita. Esta también será no repetible ni representativa.

Cuantitativos

El siguiente tipo pertenece a la metodología cuantitativa, la cual se aplica sobre muchas personas, por lo general un grupo, en las que se pueda medir y controlar la información.

Los resultados aplicados son totalmente precisos y exactos, además de que sirven para representar un conjunto. Además, la investigación suele estar basada en estadísticas, muestreos y encuestas que se llevan a cabo a una muestra que puede representar dicho conjunto.

Partes del estudio de mercado

Si estás pensando en realizar una investigación de mercado, que no es igual a la investigación documental, es necesario que sepas que, además de que se clasifica en tipos, también está dividida en varias partes o pasos que debes seguir de forma estructurada.

Pero si no sabes cuáles son, descuida, ya que a continuación te detallaremos cuáles son las partes que posee la investigación de mercado.

La planificación de la investigación

El primer paso consiste en planificar la investigación y que está dividido en varias partes que debes realizar. Para empezar, debes plantearte los objetivos que deseas conseguir con esta actividad. Luego deberás fijar los niveles de información de acuerdo a las exigencias del plan. También debes ajustar los costes con respecto al valor de los datos que persigues.

El diseño de la investigación

El siguiente paso también se puede clasificar en varias partes, donde todo comienza definiendo las fuentes o el enfoque que tendrá tu investigación, ya sean primarias o secundarias.  Luego tendrás que diseñar el procedimiento que te permitirá alcanzar la información que necesitas.

La ejecución y la puesta en práctica

Continuando con los pasos que debes seguir, tenemos la ejecución y la puesta en práctica de lo anterior mencionado. En ella deberás recopilar y analizar la información, luego de haber realizado la investigación. De esta manera podrás llegar a tus conclusiones y tomar decisiones que se ajustan o adaptan a los resultados.

Es en este último paso donde tendrás que poner a prueba todos los métodos, tipos y técnicas antes mencionadas para obtener la información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.