Investigación Inductiva – Características, Tipos y Ejemplos

Razonar de manera inductiva es una forma de hipótesis bastante acertada, ya que por medio de diferentes pruebas o evidencia única, se puede dar la posibilidad de una nueva conclusión.

Normalmente, este tipo de razonamiento inductivo trata de probabilidades y posibilidades, ya que no se puede afirmar con certeza, debido a que se puede encontrar evidencia más contundente de las bases desarrolladas. 

Razonar de esta forma trae bastantes beneficios, dado estimula la creatividad y permite arriesgar en ideas innovadoras que, aunque no pueden demostrarse, sí se puede tomar en consideración a diferentes puntos de validación como pruebas. Por esta razón, es que nace el análisis científico inductivo.

¿Qué es la investigación inductiva? Características principales

La definición de investigación inductiva hace referencia a aquel tipo de análisis que pone en práctica el razonamiento o pensamiento crítico inductivo. Se caracteriza principalmente por ser bastante amplio, es decir, generalizador, ya que parte de sus bases se apoyan en conjunto a la conclusión, pero no puede ser totalmente verídico.

Para evidenciar este tipo de análisis, se denota por sus principales características, las cuales son: 

  • Está basada mayormente en hechos y fenómenos.
  • Engloba todo el material a partir de la observación.
  • Conclusiones de probabilidad.
  • Su objetivo es generar un nuevo conocimiento.

Tipos, métodos y técnicas de investigación inductiva

Aunque existen una cantidad importante de tipos y métodos, también es cierto que la mayoría de ellos solo son empleados en momentos puntuales, por lo que solo nos centraremos en los tipos de investigación inductiva más relevantes o más utilizadas son:

Básica 

Se lleva a cabo con el objetivo principal de potenciar aún más el conocimiento acerca de un tema en específico. Principalmente se utiliza para investigaciones inductivas.

Este tipo de estudio es meramente informativo, es decir, no tiene un fin lucrativo. Un ejemplo, los experimentos son un buen ejemplo de un tipo de estudio básico.

Aplicada

Otro de los tipos de estudio que se centra principalmente, y visto de una forma básica, en analizar y responder a problemas de la vida cotidiana, buscando resolver inconvenientes prácticos por medio del método científico.

Juega un papel fundamental cuando se trata de la solución de problemas que ponen en riesgo el bienestar general de la población. Un ejemplo clásico de este tipo de investigación, es la búsqueda de una cura o de una vacuna para una enfermedad específica.

Orientada a problemas 

Es tal cual el nombre lo indica, son análisis realizados con el objetivo de comprender y resolver problemas en específico o posibles soluciones relevantes.

Un ejemplo es el de una compañía automovilística, el cual disminuyó el 15% este último año. Las causas pueden ser las siguientes: Una mala calidad de producto, mala publicidad, condición económica, etc.

Para realizar un buen método de estudio inductivo, se debe realizar en tres etapas, las cuales son:

  • Observación: se detalla y observa al objeto de estudio. Es un paso que prácticamente todos los métodos utilizan. Consiste básicamente en recolectar información del objetivo o problema en cuestión.
  • Comparación: se establecen patrones de estudio. Esto está referido a que, una vez estudiado y comparado los datos, se debe buscar una relación o  indicio que sea relevante o que sea bastante común como para una suposición general.
  • Teorización: se forma y se plantea una teoría. Siguiendo los patrones trazados, se crea una conclusión general que dé en cuenta todos los posibles fenómenos similares.

Las técnicas de investigación inductiva, así como las de la investigación pura y aplicada son bastante sencillas de hacer. Entre las más comunes encontramos:

  • La observación: aunque puede ser una técnica es parte del método de realización de un análisis inductivo, es la principal técnica utilizada. Se basa en observar atentamente el problema que se plantea y reunir información para registrarla y así analizar su posterior análisis.

Los recursos que son de mucha ayuda con la técnica de observación son las grabaciones, fotografías, chequeo de datos, etc.

  • La entrevista: esta técnica es normalmente utilizada para conocer la opinión del tema al respecto de una persona, concluyendo así al diálogo. El entrevistador realiza una serie de preguntas al entrevistado, que por lo general, suele ser una persona bastante experimentada con el tema estudiado.

Para una buena y exitosa entrevista, el investigador deberá de mostrar seguridad en sí mismo, debe escuchar con atención lo comentado por el entrevistado, comprender intereses e ideologías e incluso ser empático con el mismo.

Si te sientes bastante cómodo utilizando un método de exploración inductivo, te invitamos a que conozcas la investigación deductiva. Basada principalmente en el análisis de problemas concretos y premisas principales, perfectos para estudiar una serie de problemas específicos.

Partes de la investigación inductiva

  • Tema: es la parte principal de cualquier tipo de análisis científico, por lo tanto también de la inductiva. Siempre partir de una premisa o problema en cuestión para realizar los distintos pasos para concretar una buena investigación.
  • Objetivos: es todo aquello que se quiere dar a entender con la creación del estudio. Normalmente busca dar un nuevo punto de vista o busca resolver algún problema.
  • Observación: este paso es primordial para tener conocimiento del tema. Esta parte es donde se reúne toda la información que se puede obtener del tema, ya sean recursos visuales, auditivos, físicos, opiniones, entre otros más.
  • Hallar patrones: una vez obtenido todo el material referente al tema, se hace un estudio de la información obtenida, haciendo un pensamiento crítico y analítico del tema. El investigador suele pensar de manera subjetiva para acercarse mucho más a los hechos o dar un nuevo punto de vista.
  • Conclusión: el investigador da a conocer la información final y establece su teoría, explicando a detalle cada punto uno de sus puntos de vista y cerrando con un veredicto final.

Ejemplos cortos de investigación

Un ejemplo claro y preciso de cómo se vería una investigación inductiva, es la siguiente:

En medio de la pandemia de COVID-19, que ha afectado al mundo. Numerosas empresas farmacéuticas están en la búsqueda de una vacuna. Para lograrlo, sus grupos de científicos realizan experimentos día y noche con el virus, descubriendo rápidamente que pertenece a la familia de los Coronaviridae, para la cual se creó, años atrás, una vacuna exitosa.

Partiendo desde la hipótesis de que este nuevo tipo de Coronavirus responderá de forma similar a como lo hizo anteriormente su familia, se llegó a la conclusión de repetir los métodos para la elaboración de vacunas empleadas años antes, guiándose por las características comunes que comparte la familia Coronaviridae. Finalmente, se lograron desarrollar dos o tres posibles vacunas, de las cuales, posiblemente alguna arrojará señales  éxito.

Las que no tengan éxito, darán paso a afinar las próximas, y si llegase a ser el caso de que alguna tenga éxito, puede que pase de ser una prueba científica a la nueva vacuna, dando un paso importante para ponerle fin de una buena vez con la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.